Cuatro jornadas después - el 17 de octubre- volvimos a conversar con doña Edelmira y tras de 

una formidable entrega de repertorio, le recordamos del chocolate. Nos muestra entonces el mismo texto 
entregado días antes más cuatro estrofas de entrada a la danza:  

 

Chocolate me han pedido 

chocolate voy a dar 

chocolate al mediodía 
chocolate al merendar 

 

si me piden chocolate 

chocolate voy a dar 

si no fuese chocolate 

no me pusiera a cantar 

 

pedían dos pajarillos 

una mañana serena 

un chocolate de amor 

un chocolate de pena 

 

mañana será ese día 

de la feliz mañanita 

que nos lleven a los dos 

chocolate a la camita

 

Comentarios.- Ante nuestra insistencia por el canto del Chocolate, la señora Edelmira cantó nuevas 

coplas diferentes junto a las anteriormente entregadas antes. Nosotros arbitrariamente anotamos sólo las últimas 
y además descartamos el estribillo, porque fue cantado exactamente igual a la vez anterior. Tampoco hubo 
cambios en el baile. Dice la informante que las estrofas las aprendió de su madre, pero que una cantora ‘pagada’ 
le enseñó otras en el mismo lugar por 1895 a 1898 m/m. 
 

[Estas estrofas ratifican datos anteriores que indican que el Chocolate comienza con una copla alusiva a 

la bebida y se continúa con cualquier tipo de otros versos. Queda claro que las anotadas aquí en esta oportunidad, 
corresponden a coplas de inicio a la danza] 

 ------------------ 
 

 

El 18 de abril de 1968 entrevistamos a doña Aurora Montaña Velásquez natural de Quellón 

Viejo, Chiloé, 10ª región, quien nos informó -entre otras cosas- haber visto El Chocolate cantado y 
bailado en 1922. Sus hermanos Víctor, Nicasio y Eduvigis, componían un familiar grupo musical y ellos 
justamente lo cantaban. Nos entregó un trozo notoriamente estragado del canto y su letra; la danza fue 
enseñada por Aurora en una desordenada estructura. Revisada con detenimiento la coreografía entregada 
por la informante, podemos decir concluyentemente que fue entregada completa, pero sin continuidad ni 
orden.  

 

Arrebate el chocolate 

chocolate bate y bate 

el chocolate 

pa’ que lo tome 

mi comandante 

a lo lere lere lere 

a lo lere lere la 

 

 

Comentarios.- La señora Aurora se acordó de estos versos cantados de ‘chocolate’, diciendo que en 

labios de su hermano Nicasio los escuchó por 1908 y que por 1922 lo vio ejecutar en su casa materna.  

 

[Nos hizo esta información en su domicilio de calle Las Lomas en Pudahuel, sector de “Las Casas”, hoy 

comuna de Cerro Navia, en una sesión de trabajo específico de recolección a su marido don Víctor Méndez