INFORMACIONES DE CAMPO  
 
 

Conocimos por primera vez la voz Chocolate, - aplicada a  un canto-, m/m por 1953 en labios de 

Víctor Manuel Figueroa Barros. Año en que nos enteramos de una buena cantidad de variadas y distintas 
especies mostradas por este varón. Al año siguiente nos cantó el Chocolate, asegurando que era una 
danza, y que él bailara en las fondas de Longaví por 1908–1910. En la oportunidad rehusó ejecutar la 
coreografía, aduciendo que no la recordaba.  El mismo año, en una fiesta familiar, oímos cantar a Víctor 
el Chocolate, acompañado por su hermana Eloísa en guitarra; salieron dos parejas a bailar, pero por 
nuestra inexperiencia no supimos anotar el diseño ni dimensionar el suceso que estábamos viendo.  

 

Alrededor de esta información hicimos otras averiguaciones posteriores, logrando saber que El 

Chocolate fue bastante conocido en Los Cerrillos y sus alrededores desde más o menos 1880. 
Conocidísima era la versión de la ex rabona y cantora doña María Ascensión Carrión Carrión del lugar 
llamado La Beneficencia. Esta anciana cantora (bisabuela nuestra en línea paterna)  fue maestra de 
muchas cantoras lugareñas.   

    

Cerca de 1958 Eloísa -hermana de Víctor- nos enseñó definitivamente esta versión de la danza, 

conservada por la familia. Así conocimos in extenso la primera danza Chocolate recogida por nosotros. 

 

Algún día será el día 

de la feliz mañanita 

que nos lleven a los dos 

chocolate a la camita 

 

Chocolate me has pedido 

chocolate voy a darte 

chocolate al desayuno 

chocolate al acostarte 

 

E.- Bate bate el chocolate 

pa' que lo tome 

mi comandante 

del Carampangue 

que se lo toma 

bien sentadito 

en una loma 

que viene el toro 

bota la cerca 

viene el soldado 

con la escopeta 

salven la niña 

que es muy bonita

 

 
 

Comentarios.- En una reunión de carácter festivo, realizada el 7 de febrero de 1952 o 1953, en casa de 

doña Eloísa, hermana de Víctor, hubo una reunión en que el informante cantó esta letra, acompañado en guitarra 
por su hermana y en la oportunidad salieron a bailar cuatro personas que después de bastante tiempo supimos en 
definitiva sus nombres completos: Carmela Tapia Hernández bailó con Manuel Zúñiga Jaque junto al matrimonio 
compuesto por Albina Morales Méndez y Manuel Muñoz Chacón.  

 

[Tenemos como partida de estudio de la presente especie coreográfica este primer registro en la fecha 

anotada, en donde no recibimos indicación clara sobre la coreografía y anotamos con todas las fallas que puede 
tener un principiante; muchas incorrecciones. El informante rehusó cantarlos nuevamente. Para mayor 
información del tema, hablamos años después con algunas de estas personas y sus impresiones están en 
“Cuadernos Apuntes de Terreno: Linares”.]  

------------------